Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

Diccionario

Imagen
Entró en el diccionario en busca de palabras que le definieran y le ayudaran a conocerse. En su exploración quería llegar, como mínimo, hasta la palabra Yo; luego ya vería si continuaba su paseo hasta la letra Z para zascandilear, zancajear, zangolotear e, incluso, zizgzaguear camino de zutano pero esto ya en plan turismo puesto que siempre había sido un admirador de la última letra del abecedario.

De modo que, habiendo desechado abatido, aberrante o ablandabrevas, así como abobado o abnegado y otras como abominable -genial para yetis pero que a él le venía grande- y otras cuantas más, decidió dar un salto y comenzar su búsqueda en alter ego más que nada porque pensó que quizás eso le ayudase a mirarse desde el punto de vista de otro.


De ahí pasó a la b y se quedó, entre otras, con bailongo, bajo o baladrón -intentaba ser lo más honesto posible- y descartó, entre otras, babieca, baboso o bello. Y así hasta llegar al final de la b y pasar, de un pequeño salto, a la c.
Se apropió de <…

Menestra de historias

Imagen
El perezoso
Era Agapito Angulo hombre tan perezoso y dormilón que el día del Juicio Final ni oyó las trompetas de los ángeles, ni los cascos de los caballos de los Cuatro Jinetes, ni se enteró cuando su nombre fue pronunciado con voz de trueno para ser juzgado.
Enviaron a un ángel a buscarlo pero ni trompeteando en su oreja Agapito despertó. Ni truenos, ni gritos, ni milagros despertaban a Agapito. Se perdió tanto tiempo intentando sacarlo de su sueño que, finalmente, se decidió darlo por imposible y continuar con el Juicio Final.
Es por eso que, ahora, Agapito es el único habitante vivo de la Tierra.


Puntual impuntualidad
Primero fue su despertador. Luego gran reloj del bisabuelo que marcaba lentamente las horas en el salón. Luego los relojes de todos sus aparatos electrónicos. Hasta el cronómetro del microondas comenzó a atrasar. Finalmente, le llegó el turno al reloj de su teléfono móvil y a su reloj de pulsera.
Durante semanas llegó tarde a sus citas más importantes... incluidas las q…

Torpeza divina

Imagen
El protagonista de esta historia ya lo fue de un post anterior. Si alguien quiere conocer esos antecedentes puede leer El dios



El dios se deslizaba suavemente en el vacío espacial dejándose mecer por vientos solares y permitiendo que las fuerzas gravitacionales le acercaran o alejaran de planetas, planetoides, estrellas y demás cuerpos celestes. Nunca un tipo elegante pero, tras miles de años sesteando abúlicamente, su aspecto había pasado de ser levemente desaliñado a decididamente desastrado. Si a eso unimos que era un completo inútil en el tema creativo; un descuidado irredento; un despistado que llegó a crear un sol que no daba calor y un planeta plano; que sufría un “problemilla” de ludopatía y otro de fobia al trabajo -vamos, que era un holgazán- y que, además, andaba escaso de poderes divinos, podemos asegurar, sin ningún temor a equivocarnos, que era/es/será el peor dios que había existido/existe/existirá en toda la larga historia de los dioses.
Tras tantos milenios de inactiv…

Invierno

Imagen
Y pasó la Navidad. Y pasaron los Reyes. Y entre restos de papeles, cartones, espumillón y roscones, vamos pasando la resaca y regresando, poquito a poco, a nuestra vida cotidiana, a esa que -afortunadamente para los más convencidos ecologistas - carece de lucecitas callejeras (a menos, claro, que vivas en un lugar con tradición carnavalera donde suelen aprovecharse para estas fiestas), sin enormes comilonas -afortunadamente para nuestros estómagos y sin regalos -afortunadamente para nuestros bolsillos-. Y aquí vuelvo yo, dispuesta a seguir contando estas cosas mías y a compartirlas con todos los que quieran hacerlo. Espero que los Reyes se hayan portado estupendamente con todos y que, incluso aquellos que saben que merecerían un buen saco de carbón, hayan recibido regalos y el amor que ellos expresan.
Aprovecho para dar las gracias a Goloso que ha tenido la gentileza de dedicarme una maravillosa y sonrojante crítica en su blog LA BLOGOSERÍA (El blog de los golosos de los blogs). Si alg…

Primera plana

Imagen
Arnoldo se sentía esa mañana redondamente satisfecho y orondamente feliz. No era para menos ya que, por fin, por fin, por fin, había logrado el sueño de toda su vida. Tras mucho intentarlo, Arnoldo, al fin, había logrado salir en la primera página del periódico. Y su imagen abría todos los noticiarios del país.
No había sido fácil, nada, nada, nada fácil y no lo había logrado exactamente como él hubiera deseado pero ya se sabe que a la ocasión la pintan calva y hay que agarrarla en cuanto la ves pasar a tu lado, aunque sea de una oreja.

Y eso fue lo que Arnoldo hizo. Aprovechar la oportunidad. En cuanto vio a aquel tipo entrar en el banco supo lo que iba a hacer y a quien iba a tomar como rehén: a él. No podía resistirse a la llamada de la fama. Arnoldo no servía para atracador, tampoco servía para héroe pero como víctima, ah, como víctima era ideal. Y eso fue. Víctima. Rehén. Sacrificio en el altar de la violencia y la fama.
Y ahí tenía su recompensa. En la primera página de los diari…