Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Viaje espacial

Imagen
Despertaron en una brillante sala que les era totalmente desconocida. Acostumbrados al aspecto viejo y descuidado de su cámara de hibernación aquel lugar les resultaba extrañamente blanco, nuevo y aséptico. Se sentaron lentamente en sus camillas, ayudados por unos desconocidos en los que, tras tanto tiempo de no ver más que sus propios rostros, les costaba reconocer a sus congéneres.
Era normal su desconcierto y su sorpresa. Hacía años que habían sido lanzados al espacio en una misión experimental para comprobar cómo soportaría el ser humano los largos períodos de hibernación que requerirían los viajes espaciales. El ordenador los despertaría cada cierto tiempo para que pudieran realizar las reparaciones pertinentes, comprobar su estado tanto físico como mental y enviar los resultados a la Tierra. Entretanto realizarían también una misión exploratoria de los alrededores del Sistema Solar. 

Aquella era, obviamente, una misión sin retorno y fue por ello que se escogieron hombres y mujeres…

A veces llegan cartas

Imagen
Amor epistolar

Sus primeras cartas eran salvajes torrentes de palabras que la atrapaban y la arrastraban envuelta en un amor intensamente furioso, desatado y abrumador.


Poco después la vehemencia desapareció de sus letras y las misivas se tornaron plácidas como un mar en calma que la abrazaba y la mecía con dulzura.


Luego se transformaron en una fina, finísima lluvia, un ligero goteo que apenas mojaba su corazón y que, en lugar de saciarla, le provocaban más sed.


La última, ella lo sabía, sería un frío jarro de agua que caería sobre su alma dejándola seca y vacía; por eso, cuando la recibió, la dejó suavemente sobre la mesilla de la entrada y jamás la abrió.

Dos veces en semana

Dos veces en semana recibía las cartas y, dos veces en semana, las respondía.


Dos veces en semana, las abría con ansiedad y las leía con el corazón haciendo cabriolas en su pecho.


Dos veces en semana, escribía dibujando su alma con palabras, cerraba los sobres con ternura y sellaba  las cartas con besos y sonrisas.


Dos…

Aburrimiento divino

Imagen
Al contrario de lo que se cree los dioses se aburren mucho, muchísimo y, si lo piensan un poco, entenderán que es de lo más lógico que así sea.
Tras unos cuantos miles de años el néctar y la ambrosía pasan de ser algo “divino” a ser “la misma porquería de todos los días”, perseguir jovencitas con inclinaciones zoofílicas acaba por resultar cansino, así como huir de jovencitos con las hormonas alteradas o transformar humanos en distintos especímenes de la flora y la fauna. Creánme, tras unos milenios, lo de ser dios se vuelve de lo más tedioso y nada logra animar los días: el alcohol deja de embriagar cuando ya se ha trasegado más de 10.000 litros, la comida pierde el sabor cuando ya se han saboreado todas las exquisiteces habidas y por haber, el sexo deja de resultar excitante cuando ya se han probado hasta sus variantes más perversas, el estudio nada aporta a quien tiene la eternidad para aprender, la música se vuelve monótona, la pintura repetitiva, las artes, en general, pierden to…