Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Micros

Imagen
Tempestad En medio de la tempestad, una pequeña barca. Dentro de la frágil embarcación un hombre aferrado fuertemente a un inútil paraguas. El viento intentaba arrancarlo de sus mano pero el hombre, aún siendo consciente de la inutilidad de semejante instrumento en aquellas circunstancias, lo sujetaba con la misma fuerza que se aferraría a un salvavidas. Desde la costa la gente miraba aquella figura diminuta, apenas una sombra en la lejanía. Las preguntas volaban de paraguas y las conjeturas esquivaban las gotas de lluvia para correr de oído en oído. El hombre, ajeno a la multitud que lo observaba, continuaba allí, inmóvil, recibiendo en su cuerpo el impacto del viento, las gotas y el mar, con su paraguas bien sujeto y mirando el suelo de la barca. De pronto se inclinó, tomó algo, un bulto grande que, desde la distancia, nadie era capaz de identificar. Con un enorme esfuerzo y sin soltar la pueril protección del paraguas, el hombre tiró el fardo al mar. La muchedumbre se agitó, excitada, ah…

Escalofrío

Imagen
Tormenta de verano
Martina aprovechaba la humedad condensada en el cristal de su copa para refrescarse nuca y cuello. La estruendosa tormenta de verano que golpeaba las calles había refrescado algo el ambiente, pero el calor seguía siendo sofocante aunque a Maurice, tumbado en la cama, no parecía molestarle. Tras acabar la copa de un trago, Martina se aproximó al armario, rebuscó entre las estanterías superiores, y sacó un paraguas. -Me llevo tu paraguas, supongo que no te importará -dijo alegremente. Se acercó a la cama, besó al hombre y, con paso ligero y una sonrisa, abandonó el apartamento. Sobre la cama, Maurice y sus vísceras, cuidadosamente colocadas a su lado, comenzaban, lentamente, a enfriarse.




Reflejo
Es fácil olvidar que te haces mayor si no te miras al espejo. Si no te asomas a esa ventana cruel, si tú ajado reflejo no te devuelve la mirada cansada del que acumula demasiada vida, es fácil olvidar que los años van cayendo como losas sobre tu espalda. Mientras seas capaz de evitar…