Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

Micros

Imagen
Suicidio
Abrió los ojos y miró, sorprendida, a su alrededor. Ahí estaba la nota de suicidio, la botella de whisky tirada en el suelo, el vaso volcado sobre la cama, los frascos de somníferos abiertos y vacíos. Aquello era, sin lugar a dudas, el escenario de un suicidio... su suicidio... pero ella seguía viva. Repasó la noche anterior en busca de algún error pero, si lo había habido, ella no lo encontraba. Desilusionada y decepcionada, recogió la botella y el vaso. Tiró, también, la nota de suicidio a la papelera. Iba a tirar los frascos de somníferos cuando vio que en la etiqueta rezaba: “Producto homeopático”. Y entonces entendió por qué seguía viva.


Aliens
Noche sí y noche también, salía de la ciudad en busca de un lugar desde donde poder contemplar el cielo. Noche sí y noche también, comenzaba con la esperanza de contactar, al fin, con los alienígenas y acababa con la decepción de no lograrlo. Era la mofa y la befa de sus conocidos, la vergüenza de sus amigos y el sufrir de su familia. Estaba …

Mariposa de medianoche

Imagen
Viernes al fin. Por esa semana se acabó el madrugar, el trabajar, la ropa seria, la cara de circunstancias, el disfraz cotidiano... Durante dos días se acabó la mentira, el secreto, la ficción, el no ser. Viernes, viernes, viernes... y, a  medianoche, su cita con la vida... Comienza el ritual con un largo y relajante baño. Unas velas perfumadas, una penumbra protectora, la cálida voz de Aretha. En el agua caliente se ahogan, uno a uno, todos los  reproches, desprecios, humillaciones e insultos que haya sufrido los días anteriores. Al salir del baño, la esponjosa toalla le ayudará a arrastrar los últimos vestigios del ser que no quiere ser y la crema corporal le acercará a ser el ser que sí desea ser. Elige la ropa con cuidado mientras piensa en el sufrimiento de vivir esa mentira, de vivir una vida que no es la suya, en un cuerpo que no es el suyo y con un rostro que no desea.
Se pone las ligeras medias con deleite, regodeándose en su tacto, estirándolas con mimo, adaptándolas a sus pierna…