Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Decadencia

Imagen
Una cosa, con permiso, antes de dar paso al relato. Hace unos meses me solicitaron un cuento para que formara parte de una antología pensada para crear conciencia de la importancia de la donación de órganos. Debido al fallecimiento del promotor de la idea pensamos que este proyecto no seguiría adelante pero su familia ha querido seguir con el trabajo y, finalmente, se ha editado. Su nombre: Vivo en ti. Para aquello de vosotros que os apetezca leerlo gratis o tenerlo en papel, os dejo los enlaces correspondientes: Si lo queréis descargar (gratis): http://conunpocodeti.jimdo.com/ Si lo queréis tener en papel: (3,16 €):http://www.lulu.com/shop/varios-autores/vivo-en-ti/paperback/product-21177335.html


Ahora ya os dejo con el relato de hoy :)



Decadencia

Sentada en la cocina del Olimpo, Hera toma su taza de néctar a pequeños sorbos. Ante ella se despliega otro día lleno de tedio y falto de objetivos. Con un suspiro, muerde un trocito de tostada untada con ambrosía y mira a Zeus, su esposo, enfra…

Bufón

Imagen
Estaba destinado a ser el orgullo de su padre y la felicidad de su madre pero, en cuanto vio la primera luz, se transformó en la vergüenza de su padre y en la ruina de su madre. Su madre lloró al ver su pequeño y deforme cuerpo. Lloró mientras le daba el único abrazo y los únicos besos que el pequeño recibiría en su vida, lloró mientras lo arrancaban de sus brazos, lloró al ser rechazada por el rey y siguió llorando todo el tiempo que duró su vida en un alejado y triste monasterio. El rey, su padre, en cambio, apartó la vista del niño, abochornado ante su feo y endeble aspecto. Como hijo de un rey, el niño fue cuidado por las mejores ayas del reino, como hijo deforme y motivo de oprobio, el pequeño fue olvidado e ignorado por su padre. Creció, pues, el que debía haber sido legítimo heredero al trono, oculto entre la servidumbre, apartado de la figura paterna y maltratado por su hermano menor, hijo del segundo matrimonio del rey y, este sí, hermoso, fuerte, audaz, presuntuoso, cruel y des…

La oscuridad

Imagen
Desde el lado iluminado de la carretera, sentado en el porche, vigilo las sombras. Unos metros más allá la oscuridad envuelve el mundo, lo engulle, lo deglute, lo digiere... y nada de lo que traga vuelve a ver la luz. Soy incapaz de señalar el momento concreto en que todo empezó. No creo que nadie lo sepa con certeza. En algún lugar, en algún momento, una pequeña mancha de intensa oscuridad -una pequeña sombra más allá de una farola, una sombra más densa entre otras sombras, una brizna de noche desgajada del resto al llegar el amanecer- comenzó a crecer y a extenderse. Como una mancha de petróleo en el mar, la oscuridad iba ennegreciendo todo a su paso, engullendo todo lo que encontrara en su camino ya fueran objetos inanimados o seres vivos. Nadie sabe qué ocurre cuando la negrura los engulle, no hay gritos, ni ruido de lucha, ni ningún otro sonido, sólo sombras y silencio. Y luego susurros arrastrantes, bisbiseos viscosos, reptadores murmullos. La oscuridad late llena de terrorífica v…

Personaje

Imagen
Días de visitas familiares y poco tiempo libre, aprovecho un rato, actualizo y saludo por si todavía queda alguien activo en agosto :)






No tengo nombre, mi apariencia es sumamente imprecisa, todo en mí es gris e indefinido, carezco de personalidad y, lo peor de todo, no tengo historia. Soy un personaje sin autor, un personaje por crear, un molde vacío con ansias de vida y sed de existencia.
Sería genial tener una historia que comenzara con algo como: “Nací una fría noche de invierno, en una solitaria casa de un solitario pueblo de esta solitaria tierra”… o, tal vez con algo así: “Me llamo Josías Aldecoa, tengo 39 años y, hasta hoy, mi vida era de lo más anodina…”, o, quizás así: “Cuando nací, hace más años de los que me gustaría confesar, mi padre se sintió el hombre más feliz de la tierra. Mi madre, sin embargo, sintió que su vida acababa con mi nacimiento…”. Y aún más genial sería que, tras un inicio como éste, viniera una historia, mi historia. Me da igual terrorífica, humorística, dr…