Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2016

Anuncio

Imagen
Es una mañana como cualquier otra mañana. Una mañana de bostezo y rutina en la que no parece posible que algo extraordinario pudiera suceder. Y, sin embargo, lo extraordinario, que es muy de ocurrir cuando le da la gana, ocurre.. En medio de un bostezo comunitario y contagioso, en pleno centro urbano, un hermoso ángel de gigantescas alas, desciende, glorioso a la par que elegante, provocando asombro, pasmo, sorpresa, vuelo de sombreros y alzado de faldas. El ángel, con exquisito cuidado, se posa sobre la estatua del fundador de la ciudad e inflando el pecho, comienza a gritar: -¡Temblad, pecadores porque se acerca el Fin de los Tiempos! A su alrededor brillan luces, suenan trompetas, el batir atronador de cientos de alas llena el aire, un millar de ángeles cantan gregoriano. Una señora, desde un balcón cercano, grita: -¡A ver si hacemos menos ruídos que me han despertao al niño! La gente, curiosa, se va arremolinando en torno al ángel. -¡Anda, papi! -dice un niño mientras cava un profundo tú…