Ir al contenido principal

Micros




Narciso


El joven Narciso, inclinado sobre las límpidas aguas, contempla su bello y perfecto rostro.
Su reflejo, desde la diáfana fuente, lo observa, preso y enamorado de tanta belleza.
Narciso estira la mano para tocar su reflejo.
Su reflejo, prisionero de los ojos que le miran, mueve -en impecable sincronía- su mano para tocar a Narciso.
Ambas manos -real y reflejada- se rozan.
El reflejo, llevado por un irrefrenable deseo de posesión, sujeta la muñeca de Narciso y tira del muchacho.
Narciso cae sobre su reflejo haciéndolo desaparecer y su propia vida escapa poco después con las últimas burbujas de aire que salen de su boca.




Punto final


Pasó la tarde en la cocina preparando cada plato con esmero.
Coció con lágrimas, salpimentó con sarcasmo e ironía, asó al fuego lento del rencor, frió en el chisporroteante aceite del odio y, finalmente, aliñó todo con veneno.
Luego dispuso la mesa con cuidado y elegancia y, cuando él llegó, sumisa y callada, recogió su abrigo, lo acompañó hasta su asiento, lo ayudó a colocar la servilleta sobre su regazo, le sirvió un vaso de vino y, plato tras plato, le dio a comer todas las humillaciones que había tenido que soportar durante años.
Él cayó muerto antes de acabar con el postre.
Ella cogió sus cosas y, sin mirar atrás, abandonó la casa.



Entradas populares de este blog

Jugando con la Ñ (Trabalenguas Infantiles... o algo así)

Vania, la araña
¡Menuda maraña
la tela que trama
Vania la araña!
La pobre araña
hoy tiene migraña
no puede ni pensar
por eso enmaraña su tela de araña
y no la sabe desenmarañar.
¡Menuda maraña
la tela que trama
Vania la araña!
La araña, con saña,
deshace su tela
mientras se queja y se duele
de la migraña
que enmaraña su tela de araña.
¡Menuda maraña
la tela que trama

Trabalenguas (intento de...)

En un comentario a mi post Amanecer me preguntó Rose (El Patio de mi Casa) : "¿Qué tal se te dan los trabalenguas? ¿Por qué no nos deleitas con alguno?". Bueno, pues yo no tenía ni idea de cómo se me daba eso de los trabalenguas pero me pareció una idea divertida y a ello me puse. Lo que ha salido aquí está. Si se me da bien o mal... se verá... Yo me he divertido haciéndolos, espero que ustedes se diviertan leyéndolos :)



Erre que erre, el burrero arreaba al burro cazurro,Arre que arre , arreaba el arriero al burro.Y arreando, correteando, carreteando y burreandosubían al monte arriero, carreta y burro.



Trae el trasgo el trigo a través del trigal,y un troll traicionero le roba el cereal.El trasgo travieso trota tras el trolly trota que te trota, trepa que trepó,trata de atraparlo pero se escapó.Traía el trasgo el trigo a través del trigalpero el troll traicionero le robó el cereal.


Lula, la lechuza, ulula en el álamoy allá, en el llano, aulla el alano.Lula, la lechuza, aletea,…

Micros

Composición
—¡Pum!
Sangre y sesos pintan la pared de rojo y gris.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Crac!
Un cuello se rompe.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Zas!
Un cuchillo atraviesa un corazón.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Agh!
El veneno hace efecto.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Perfecto! ¡Esto va genial! —dice el asesino mientras descarga una espada sobre un cuello desnudo.
—¡Zzzing!
Sangre goteando.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
Cada sonido es registrado en la grabadora que lleva consigo.
Registrado y revisado, para luego ser unidos en una sarta ininterrumpida.
¡Pum! ¡Plaf! ¡Crac! ¡Plaf! ¡Zas! ¡Plaf! ¡Agh! ¡Plaf! ¡Zzzing! ¡Plaf!
—¡Maravilloso! ¡Lo estáis haciendo genial! ¡Todos! —murmura el asesino mientras continúa con su macabra tarea— ¡Mi Oda a la Muerte será una obra maestra!

Miedo
— Cricrí... Cricrí... Cricrí...
En la calurosa noche veraniega, sólo se oye el cantar del grillo.
—Cricrí... Cricrí... Cricrí...
Silencio durante un momento y de nuevo:
—Cricrí... Cricrí... Cricrí...
En la casa vacacional, los inquilinos mal duermen con las ve…