El número exacto de estrellas




Apoyado en el alféizar, el pequeño Ahmad cuenta:
-... Veinte, veintiuno, veintidós...
Su tía Nasrin lo llama con suavidad:
-Vamos, Ahmad, es hora de irse a la cama.
-No puedo, tía, estoy ocupado. Veintitrés, veinticuatro, veinticinco...
-¿Ocupado en qué? -pregunta Nasrin.
-Cuento las estrellas. Treinta, treinta y uno, treinta y dos...
-¿Y por qué?
-Para que mamá vuelva a casa. Treinta y cuatro, treinta y cinco...
-¿De dónde has sacado eso?
-Me lo dijo uno de aquellos hombres que se llevó a mamá: cuenta las estrellas y cuando sepas el número exacto de ellas en el cielo, tu mamá regresará. Luego rió, no sé por qué.
Nisran guarda silencio.
Ahmad cuenta:
-Treinta y nueve, cuarenta...




Entradas populares de este blog

Negra Navidad

Entre dos nadas