viernes, 12 de octubre de 2012

Cuaderno de instrucciones



- ¿Qué pasó con el cuaderno de instrucciones? -preguntó, ceñudo, el jefe.
-Esto... se me cayó en un charco -dijo el primero bajando la cabeza-.
-Yo -dijo el segundo removiéndose nervioso- intenté secarlo.
-Yo... bueno... -dijo el tercero encogiéndose- Yo subí demasiado la llama y...
-Y se quemó -concluyó, torvo, el jefe.
-Sí -dijo el primero mirándose las uñas.
-Ajá -afirmó el segundo mirándose los pies.
-Eso -admitió el tercero mirándose uñas y pies.
-¿Y entonces? -inquirió, hosco, el jefe.
-Trabajamos sin cuaderno -dijo el primero.
-Y sobraron piezas -prosiguió el segundo.
-No sabíamos qué hacer con ellas -acabó el tercero, apartándose.
Y la carcajada de Dios al ver al ornitorrinco resonó en todo el Universo.