Noveno cumpleaños


Nueve años como nueve soles, nueve besos, nueve sonrisas, nueve abrazos y nueve te quiero.

Un sol para cada año y un año para cada sol. Un beso por cumpleaños y una sonrisa desde el corazón.

Nueve años cumple mi niña, mi bollito de nata, mi princesa con mejillas de manzana, mi enana.

¿Y qué estudia con nueve años? Tercero de primaria y unas notas llenas de sobresalientes... y sin esfuerzo.

¿Y qué le gusta?


Sus amigas.

Su ordenador.

Lady Gaga, Shakira, Katy Perry...

Estar con su padre... a todas horas.

Leer los libros de Greg (un pringao total), los de Querido estupidiario, Fairy Oak...

Las Barbies.

Bailar.

Escribir.

Habbo, el Club Pengüin, Panfu.

Las películas de Piratas del Caribe, las películas musicales y las comedias a las que su padre la está aficionando.


Que le lea antes de dormir.

Jugar al Uno.

La magia.

La ciencia.

El Burger KIng, el McDonald, el Telepizza.

La pasta, las legumbres, el pollo y el atún.

Las mates.

Las galletas, los helados, las palomitas y las chuches.

¿Y qué no le gusta?

Que la peine.

Ducharse.

Dormir.

La verdura, el queso, el jamón.

Hacer los deberes.

Que la mande a la cama.

Que no la deje ver la tele.

El gazpacho.

Que nos enfademos con ella.

La lengua.

No ser el centro de atención.

Nueve años como nueve soles cumple mi enana hoy y cada año que pasa nos regala un sol más.

Feliz Cumpleaños enanilla.


Aunque hoy no es mi cumpleaños yo también he tenido regalo. Stultifer, autor del blog No sin mi cámara ha tenido la gentileza y la amabilidad de concederme el premio al Mejor blog del día y, por tanto, ya formo parte de la Orden del Stultifer de oro que ya luzco, orgullosamente, en mi blog. Muchísimas gracias :)




Entradas populares de este blog

Negra Navidad

Entre dos nadas