Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Cajas

Imagen
Una mano tantea el aire en busca del móvil que, sobre la mesilla, vibra y lanza al aire la tonta melodía que usa como tono para alarma mañanera. Cuando la eligió le había parecido divertida y apropiada para su propósito pero cada mañana se arrepiente de su decisión. Claro que, en esos primeros momentos de la mañana, habría odiado incluso la más hermosa composición de Mozart o el más dulce trinar de los gorriones.
Las siete de la mañana, piensa cada día, no es hora para que una persona abandone el calor de las mantas y se lance al frío de la calle. Madrugar es el peor invento de la humanidad, prosiguen sus adormilados pensamientos que, en unos instantes, comienzan a tornarse negros y deprimentes poniendo rumbo hacia la pequeña depresión cotidiana que no la abandona hasta que se toma el primer café.
Cuando sale de la cocina con el café en las manos, farfullando quejas y protestas por el día que le espera, tropieza con las cajas de embalajes que yacen abandonadas por el recién estrenado pi…

Solipsismo

Imagen
Solipsismo I
Elzeario estaba convencido de que era el único habitante del planeta y que el resto de humanos y animales sólo eran productos de su imaginación. Tan convencido estaba de ello que cierto día intentó probar a su nueva novia-producto-de-su-imaginación que el coche-producto-de-su-imaginación que se dirigía hacia él a toda velocidad no podía ocasionarle ningún daño.
Es obvio que su cuerpo no estaba tan convencido como su mente de que el coche que lo había arrollado fuera sólo algo imaginario y, tras varios intentos de reanimación, acabó falleciendo.

Solipsismo II

Elzeario estaba convencido de que era el único habitante del planeta y que el resto de humanos, animales y cosas eran producto de su mente. El único que estaba al tanto de esta curiosa teoría de Elzeario era su amigo (imaginario, como el resto) Prudencio que era, además, el único ser con el que aceptaba comunicarse.
Cada vez que sacaba el tema, Prudencio, como buen amigo imaginario, asentía comprensivamente a todo lo que E…

San Valentín

Imagen
Y salió a la calle desnuda de él y vestida de sí misma.
Dejó la cama cálida que acababan de compartir y en la que él le había anunciado la ruptura.
(Ella sólo quería celebrar San Valentín).
Dejó la habitación en penumbras donde se habían amado y en la que él le había roto el corazón.
Dejó la casa en silencio donde había sido feliz y que ahora la ahogaba de pena.
(Ella sólo quería celebrar San Valentín).
Dejó el frío de aquel cuerpo que había sido suyo y que ya no sería de nadie.
Y salió a la calle desnuda de él y vestida de roja sangre.
(Ella sólo quería celebrar San Valentín).
Y, para celebrar esta fecha, nada mejor que un vídeo de Tim Minchin cantando su romántica canción If I didn't have you... Que sí, que es romántica... en serio.... :D. Feliz San Valentín a quien celebre esta fecha y a quien no, pues también...





Imágenes procedentes de Art-e-zine

Inspiración

Imagen
Arístides Pavor era incapaz de escribir algo que no fueran historias de terror. No es que no quisiera o que careciera del talento necesario para dedicarse a otro tipo de literatura, es que no podía. Como había dicho en más de una entrevista, Arístides sería feliz escribiendo humor o ciencia ficción o cualquier cosa que no tuviera que ver con el terror pero... no podía.
Cuando le preguntaban de dónde sacaba sus macabras ideas, Arístides siempre hablaba de demonios interiores, del mal que cada ser humano alberga en su alma y cualquier otra llamativa tontería pseudosicológica o pseudofilosófica y hasta alguna pseudoteológica, pero jamás había contado la verdad de la fuente de su inspiración.

Nadie le creería si contara que él no había inventado ese infierno doméstico que aparecía en sus novelas o que el terrorífico demonio devorador de almas y cuerpos no era un mero producto de su fantasía. Le tomarían por loco si contara que conocía de primera mano cada tortura sufrida por los protagoni…

El pequeño dios

Imagen
El universo es nuevo, tan nuevo, que aún conserva el lustre de lo recién estrenado.
El mundo, por supuesto, también es nuevo, tan nuevo que ni tan siquiera le han quitado las etiquetas.
Los dioses son jóvenes, casi recién nacidos, y se hallan reunidos en torno al gran dios creador tratando de repartirse los diversos poderes y dominios del exuberante planeta que se extiende a sus pies. La discusión transcurre como es habitual entre ellos, es decir que, de manera muy divinamente educada, se debate entre gritos, empellones, insultos, aplastamiento de juanetes, burlas, mofas, befas y algún que otro mordisco (en esto de las dentelladas no hay quien supere al dios yorkshire, primo lejano del dios coyote, que, gracias a su tamaño, llega a innombrables y ocultos lugares a los que otros no tienen tan fácil acceso).
Los más fuertes luchan a brazo partido por dominar el cielo, el aire, el infierno, el mar, el sol, la luna, el amor, la guerra, la sabiduría, todo aquello, en fin, que consideren que …