sábado, 10 de octubre de 2009

Caja de tesoros

Tengo una caja preciosa. Una caja forrada de raso de color rosa. Mi mamá la forró con mucho cuidado, la adornó con mariposas, me la regaló por mi cumpleaños y a mí me pareció maravillosa.


En ella guardo mis tesoros y mis secretos.


Guardo una piedra azul con estrellas amarilla que me pintó la tía Chari un día que estaba muy triste.


Guardo dos pétalos de rosa: una blanca, otra roja. Los encontré en el parque, a principios de primavera y los guardé para poder tener siempre a mano un trozo de mi estación favorita.


Guardo tres canicas de brillantes colores. Me los dio mi amigo Pablo con un beso y un abrazo.


Guardo cuatro cromos de mi serie favorita, los compré con mi propina en lugar de golosinas.


Guardo cinco chicles de fresa para algún día de fiesta.


Guardo seis coleteros: dos con flores, dos con estrellas y dos con corazones.


Guardo siete velas de cumpleaños, una por cada año que tengo.


Guardo ocho tizas de colores para pintar paisajes y jugar a la rayuela y hacer sumas, restas y hasta multiplicaciones.


Guardo nueve globos (rojos, amarillos, verdes y azules) que no quiero hinchar por si acaso se rompen o se escapan.


Guardo diez alfileres grandes, con unas cabezas muy gordas que sirven para prenderme en la ropa besos, risas y colores.


Tengo una caja preciosa.


Una caja forrada de raso de color rosa.



Tengo una caja llena de tesoros, adornada con mariposas.


Me la regaló mi mamá y me parece maravillosa.




Treasure Box - Autumns Grey Solace