Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

Testigo

Imagen
Bien, alguien se ha animado a adoptar a una de mis Ideas Huérfanas y, por supuesto, ha creado algo realmente genial e inesperado para mí. Así que invito a todos a visitar el post de Steve titulado Ir (Cuento Dual) y, ya que están por allí, visiten el resto del blog que no tiene desperdicio :).

Gracias Steve por dar vida a una de mis ideas perdidas.



Yo lo vi todo. Yo presencié aquel atroz crimen. Estuve presente cuando la golpeó hasta dejarla inconsciente. Contemplé, inmóvil, como la ataba a la cama y luego se sentaba a esperar pacientemente su vuelta a la consciencia.
Fui testigo de cada paso de la tortura a la que la sometió. Podría relatar, con detalle, todo el horrible proceso: cómo le practicaba sajadura tras sajadura, con suma lentitud, casi con mimo, como si fuera un pintor trazando pinceladas sobre un lienzo; cómo pasaba sus labios por cada herida, no sé si para besarla o para saborear la sangre que salía de ellas; cómo cortó sus senos hasta casi separarlos del cuerpo.
Sí, lo…

Abecedario (divertimento sin sentido)

Imagen
La A le dijo a la B que le comentara a la C si podía avisar a la D para que contara a la E lo que, en secreto, le había comunicado la F. Ésta al enterarse de semejante traición, unió fuerzas con la G y fueron a buscar a la H. Luego llamaron a la J que conocía muy bien a la I y, todas unidas, charlaron con la K sobre lo ocurrido. La K, sin dudarlo un segundo, se presentó ante la L que llamó a la M y avisó a la N

Ideas huérfanas

Imagen
Ya lo conté hace cosa de un año (enHistorias), hay tres tipos de historias: las que salen a borbotones, sin el menor esfuerzo, las que parecen arrepentirse a medio camino y van saliendo a trancas y barrancas y, por último las que apenas se asoman vuelven a esconderse, quizás porque se dan cuenta de que no soy yo la destinada a contarlas.
De las dos primeras, ya lo conté hace cosa de un año, hay múltiples ejemplos en mi blog. De las últimas, está claro, no hay más señal que ese post del pasado agosto... y ahora este. Porque aquí vengo otra vez con mis historias inconclusas, con mis ideas huérfanas para ofrecerlas a cualquiera que desee adoptarlas, llevarlas a casa y darles la vida que yo no he podido darles.
Alguna tengo que se queda sólo en título. Llegan en un flash, se instalan en la mente y se quedan a la espera de que sepa encontrar la inspiración que las transforme en relato. Alguna no parece tener sentido siquiera.Son pequeños proyectos de no se sabe qué. Aquí dejo alguna que yo s…

Exploración espacial

Imagen
La nave de exploración se posa lentamente en el joven planeta y, cuando todos sus motores han parado, un pequeño robot explorador se separa de ella y, como un pequeño soldadito de plomo cibernético, se lanza valerosamente hacia lo desconocido. Su misión: ayudar a los científicos en su estudio sobre la formación de nuevos planetas, recoger muestras, tomar fotografías, cartografiar el planeta...
En la Tierra, los científicos aguardan con impaciencia las primeras imágenes.
En el nuevo planeta, el robot explorador inicia la exploración de su nuevo territorio.
En la Tierra, los científicos miran expectantes las grandes pantallas.
En el nuevo planeta, el pequeño robot detecta algo en la lejanía.
En la Tierra, el tiempo avanza lentamente.
En el nuevo planeta, el valeroso autómata avanza hacia el curioso objeto dispuesto a enviar su imagen a la Tierra. En pocos minutos llega hasta lo que ha llamado su atención. Enfoca. Saca una fotografía y la remite a su base terrestre.
La imagen aparece en las eno…

Siete añitos

Imagen
Nombre: Ayla.
Estudia: Finalizando primero de primaria. Notas excelentes excepto en Educación Física (aún no tengo claro si la culpa es de la niña o de la profe).

Le gusta:Jugar con su mejor amiga.Las muñecas Barbie.Los bebés que se enferman (me refiero a los muñecos, no a los de verdad).El color rosa y el “rojo pasión”.Ir a clase de dibujo.Ir al parque.Los días de cumpleaños.Las fiestas de cumpleaños.El maquillaje.La laca de uñas.Los zapatos, los vestidos, los complementos.
Mirarse al espejo.Hannah Montana, los Jonas Brothers, Zac Efrom...High School Musical (1, 2 y seguramente la 3).Los posters de cualquiera de los anteriormente citados.Bob Esponja.Shin Chan.Las hadas.Las princesas.La plastilina.Que le lea cuentos antes de dormir.Jugar con el ordenador.Jugar en Panfu (mundo virtual para niños).Cantar y bailar.Las flores.Jugar con papá y mamá al Uno y al SingStar (Abba o Clásicos) y a la Oca y a cualquier juego que se pueda jugar en familia.Las palomitas.Los chicles.Las chuches.La Coca …

Ojalá

Imagen
Ojalá que ella, la princesa, nunca hubiera aparecido en su vida. Ojalá que ella, la princesa, no se hubiera empeñado en besarle. Ojalá que ella, la princesa, no estuviera deseando casarse.
Ojalá su padre, el rey, no se sintiera tan satisfecho por su regreso. Ojalá su padre, el rey, no estuviera tan ansioso por unir su reino y el vecino a través de su matrimonio. Ojalá su padre, el rey, dejara de presionarle tanto con sus futuras responsabilidades.
Ojalá su madre, la reina, no lo mirara con esa mirada llena de ternura y felicidad. Ojalá su madre, la reina, no se sintiera tan anhelante por la llegada de futuros nietos. Ojalá su madre, la reina, se parara a escucharle como antes.
Ojalá que ella, la princesa, no hubiera salido de paseo aquella tarde. Ojalá que ella, la princesa, no hubiera llegado a ese lugar tan apartado. Ojalá nunca se hubiera acercado a aquella charca. Ojalá nunca se hubiera sentado en su orilla. Ojalá nunca lo hubiera visto. Ojalá nunca lo hubiera besado.
Ojalá que él, el…

Oscuridad

Imagen
La oscuridad es un monstruo silente. No se da prisa, no necesita darse prisa. Con premeditada lentitud la oscuridad llega, te envuelve y te hace desaparecer. Sin gritos. Sin alborotos. Sin lucha. Sin piedad.
Así, quedamente, llegó a nuestra ciudad y arribó con tanto sigilo que no nos percatamos del peligro hasta que fue demasiado tarde para todos. Primero fueron pequeños charcos de obscuridad fácilmente confundibles con sombras normales y corrientes. En esas pequeñas islas obscuras desaparecían bancos, perros callejeros, papeleras, algún gato extraviado, matas de flores. Nada importante.
En poco tiempo las pequeñas islas habían aumentado su tamaño varias veces y, a su paso iban desapareciendo vehículos, personas, edificios, barrios enteros. Siempre en silencio. Siempre sin prisa. Tan lenta en su avance que nos confiamos. Tenemos tiempo de huir, pensábamos. Oh, fíjate, a esa velocidad no sé cómo ha podido atrapar a tanta gente, decíamos. Pero el caso es que, con toda su lentitud, las ti…