Ir al contenido principal

Vértigo


Con su permiso, jefe... ¿Se puede? Muchas gracias. Pues verá usted que venía yo a pedirle que si podía ser que me cambiaran el destino. Un traslado, ya sabe. Me da igual que sea a un puesto más complicado, con más horas o más duro pero que no sea aquí, en estas alturas tan... altas. Usted sabe de mi problema de vértigo ¿verdad? Claro que lo sabe... ¿cómo no va a saberlo usted? Vamos, como para no saberlo... Y también sabe que yo he intentado superarlo. Me he esforzado de verdad, he acudido a algún psicólogo de los que tenemos por aquí y hasta he participado en alguna terapia pero... nada, jefe, que no hay manera, el maldito vértigo no desaparece.


Usted comprenderá que trabajar aquí, en estas condiciones, se vuelve imposible. Vamos, que me paso los días con los ojos cerrados, sujetándome a mis compañeros y a los clientes. Tengo los nervios tan de punta que me es imposible hacer bien mi trabajo y lo peor es que acabo contagiando a los demás con lo cual el ambiente no tiene nada de pacífico y sereno. Es que ya le vale, jefe, poner la central aquí, tan arriba, tan lejos del suelo y con estas vistas tan... tan... tan amplias.... Uf, me mareo sólo de pensarlo.


A mí me gusta este trabajo, ya lo sabe usted, me llevo muy bien con mis compañeros, mis superiores no tienen queja de mí. Usted sabe que nunca he tenido un problema con nadie... excepto este vértigo mío que no se cura con nada. Y por eso vengo a pedirle un traslado, jefe, porque esto no es vivir. Mándeme usted a otro destino, el que usted quiera, pero cerca del suelo, jefe, bien cerca del suelo.


Envíeme usted allá abajo y verá que bien cumplo con las misiones que me encomiende. Si le seré más útil allá que acá, se lo aseguro. Si usted hubiera querido hacer algo con respecto a mi problemilla... pero no quiso y, claro. Que no me quejo ¿eh? No se me enfade usted que no pretendo ni ofender ni montarle un pollo como aquél ni nada... si yo soy muy pacífico y le quiero a usted más... Además que ya sé que usted hace las cosas porque... bueno, usted sabrá por qué las haces pero, desde luego, bien hechas están, por supuesto...


Pero vaya, que yo así no puedo seguir. Espero que no se enfade por lo que le pido y me destine a otro sitio más apropiado a mis características... si puede ser...


Si es que, usted sabe que tengo razón, jefe... Que un ángel con vértigo da muy mala imagen al negocio. Si lo mejor es que me envie a la Tierra de ángel de la guarda o cosa parecida.


Pero, bueno, eso usted ya sabrá resolverlo mejor que yo, faltaría... Y... y ya le dejo que se le está poniendo esa cara tan... tan... bueno, tan suya...


En fin, pues quede usted con... usted mismo y ya me dirá qué ha decidido ¿eh? Hale, pues eso, que con... usted mismo... y nos veremos... si usted quiere, claro...



Entradas populares de este blog

Jugando con la Ñ (Trabalenguas Infantiles... o algo así)

Vania, la araña
¡Menuda maraña
la tela que trama
Vania la araña!
La pobre araña
hoy tiene migraña
no puede ni pensar
por eso enmaraña su tela de araña
y no la sabe desenmarañar.
¡Menuda maraña
la tela que trama
Vania la araña!
La araña, con saña,
deshace su tela
mientras se queja y se duele
de la migraña
que enmaraña su tela de araña.
¡Menuda maraña
la tela que trama

Trabalenguas (intento de...)

En un comentario a mi post Amanecer me preguntó Rose (El Patio de mi Casa) : "¿Qué tal se te dan los trabalenguas? ¿Por qué no nos deleitas con alguno?". Bueno, pues yo no tenía ni idea de cómo se me daba eso de los trabalenguas pero me pareció una idea divertida y a ello me puse. Lo que ha salido aquí está. Si se me da bien o mal... se verá... Yo me he divertido haciéndolos, espero que ustedes se diviertan leyéndolos :)



Erre que erre, el burrero arreaba al burro cazurro,Arre que arre , arreaba el arriero al burro.Y arreando, correteando, carreteando y burreandosubían al monte arriero, carreta y burro.



Trae el trasgo el trigo a través del trigal,y un troll traicionero le roba el cereal.El trasgo travieso trota tras el trolly trota que te trota, trepa que trepó,trata de atraparlo pero se escapó.Traía el trasgo el trigo a través del trigalpero el troll traicionero le robó el cereal.


Lula, la lechuza, ulula en el álamoy allá, en el llano, aulla el alano.Lula, la lechuza, aletea,…

Micros

Composición
—¡Pum!
Sangre y sesos pintan la pared de rojo y gris.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Crac!
Un cuello se rompe.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Zas!
Un cuchillo atraviesa un corazón.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Agh!
El veneno hace efecto.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Perfecto! ¡Esto va genial! —dice el asesino mientras descarga una espada sobre un cuello desnudo.
—¡Zzzing!
Sangre goteando.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
Cada sonido es registrado en la grabadora que lleva consigo.
Registrado y revisado, para luego ser unidos en una sarta ininterrumpida.
¡Pum! ¡Plaf! ¡Crac! ¡Plaf! ¡Zas! ¡Plaf! ¡Agh! ¡Plaf! ¡Zzzing! ¡Plaf!
—¡Maravilloso! ¡Lo estáis haciendo genial! ¡Todos! —murmura el asesino mientras continúa con su macabra tarea— ¡Mi Oda a la Muerte será una obra maestra!

Miedo
— Cricrí... Cricrí... Cricrí...
En la calurosa noche veraniega, sólo se oye el cantar del grillo.
—Cricrí... Cricrí... Cricrí...
Silencio durante un momento y de nuevo:
—Cricrí... Cricrí... Cricrí...
En la casa vacacional, los inquilinos mal duermen con las ve…