Ir al contenido principal

Vértigo


Con su permiso, jefe... ¿Se puede? Muchas gracias. Pues verá usted que venía yo a pedirle que si podía ser que me cambiaran el destino. Un traslado, ya sabe. Me da igual que sea a un puesto más complicado, con más horas o más duro pero que no sea aquí, en estas alturas tan... altas. Usted sabe de mi problema de vértigo ¿verdad? Claro que lo sabe... ¿cómo no va a saberlo usted? Vamos, como para no saberlo... Y también sabe que yo he intentado superarlo. Me he esforzado de verdad, he acudido a algún psicólogo de los que tenemos por aquí y hasta he participado en alguna terapia pero... nada, jefe, que no hay manera, el maldito vértigo no desaparece.


Usted comprenderá que trabajar aquí, en estas condiciones, se vuelve imposible. Vamos, que me paso los días con los ojos cerrados, sujetándome a mis compañeros y a los clientes. Tengo los nervios tan de punta que me es imposible hacer bien mi trabajo y lo peor es que acabo contagiando a los demás con lo cual el ambiente no tiene nada de pacífico y sereno. Es que ya le vale, jefe, poner la central aquí, tan arriba, tan lejos del suelo y con estas vistas tan... tan... tan amplias.... Uf, me mareo sólo de pensarlo.


A mí me gusta este trabajo, ya lo sabe usted, me llevo muy bien con mis compañeros, mis superiores no tienen queja de mí. Usted sabe que nunca he tenido un problema con nadie... excepto este vértigo mío que no se cura con nada. Y por eso vengo a pedirle un traslado, jefe, porque esto no es vivir. Mándeme usted a otro destino, el que usted quiera, pero cerca del suelo, jefe, bien cerca del suelo.


Envíeme usted allá abajo y verá que bien cumplo con las misiones que me encomiende. Si le seré más útil allá que acá, se lo aseguro. Si usted hubiera querido hacer algo con respecto a mi problemilla... pero no quiso y, claro. Que no me quejo ¿eh? No se me enfade usted que no pretendo ni ofender ni montarle un pollo como aquél ni nada... si yo soy muy pacífico y le quiero a usted más... Además que ya sé que usted hace las cosas porque... bueno, usted sabrá por qué las haces pero, desde luego, bien hechas están, por supuesto...


Pero vaya, que yo así no puedo seguir. Espero que no se enfade por lo que le pido y me destine a otro sitio más apropiado a mis características... si puede ser...


Si es que, usted sabe que tengo razón, jefe... Que un ángel con vértigo da muy mala imagen al negocio. Si lo mejor es que me envie a la Tierra de ángel de la guarda o cosa parecida.


Pero, bueno, eso usted ya sabrá resolverlo mejor que yo, faltaría... Y... y ya le dejo que se le está poniendo esa cara tan... tan... bueno, tan suya...


En fin, pues quede usted con... usted mismo y ya me dirá qué ha decidido ¿eh? Hale, pues eso, que con... usted mismo... y nos veremos... si usted quiere, claro...



Comentarios

  1. Angelico, quizás que pidiera una baja por incapacidad laboral, no?
    Hoy mismo he publicado un post con el mismo título en cagarrutiblo.blogspot.
    Coincidencias, hehe. Saludicos al husband, que està muy desaparecido.

    ResponderEliminar
  2. jope, espero que se lo solucionen porque se le nota que lo está pasando mal.

    ResponderEliminar
  3. Ayyyy pobrecito
    :)
    ...me encanta

    ResponderEliminar
  4. Angelito ...

    Y parece como que el Jefe tiene malos humos, por el miedo con el que le habla. A ver si es que teme que en vez de la tierra le mande a un sitio más abajo y mas caliente. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Lo cual es una opción que nunca se me había ocurrido para la caída de Luzbel...

    ResponderEliminar
  6. Si para VERTI hay que GO po se GO. Por cierto, yo llevo un par de semanas en tratamiento por vértigo también pero como no tengo jefe no me mandan abajo.
    Dita sea.

    ResponderEliminar
  7. Pobre!! Y me quejo yo de vértigos y mareos varios... si es que ya no hay vergüenza ni Temor de Dios

    Muy, muy bueno

    ResponderEliminar
  8. Como te envidio, que gran poder para retratar esos pequeños momentos y esos personajes increíbles. Bellisimo, me reí mucho.

    ResponderEliminar
  9. Me parece que entonces yo tampoco valgo de ángel. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo con Shysh, pero habría que intimar para obtener una indemnización por esta enfermedad laboral sobreviniente". Besos

    ResponderEliminar
  11. Que se deje la melena, y hasta los pelos del culo si hace falta, que aquí tenemos una fábrica de Cortadillos rellenos de Cabello de Angel y vamos a tener que cerrar porque no nos entra materia prima. Le ponemos un despacho a ras del suelo, oiga. Pero no se acerque a ninguna peluquería, ¿vale?

    ResponderEliminar
  12. pos yo le entiendo, la verdad..yo seria un jefe la mar de comprensivo, porque tengo el mismo problema..asi que angelico, vente pa ca que yo te contrato, me hace falta escolta por como cruzo los paso del peatones y alguna mala costumbre más...pero como no me subo ni a una escalera de mano, no te preocupes que con migo vertigo no ivas a tener..no te fies de tu jefe actual, que lo mismo de manda de angel de la guardia de un paracaidista...

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué gran idea! Me ha encantado. Espero que no le despidan.
    Quede usted con usted mismo... qué bueno.

    ResponderEliminar
  14. Desde luego... ¿ a quién se le ocurre mandar el currículum al cielo sabiendo que en el infierno hay calefacción constante? Locuras de la juventud...


    BESAZOS

    ResponderEliminar
  15. Pobre plumífero, con vertigo y seguro que el jefe le tiene todo el día volando de una nube a otra. Con lo fácil que le sería quitarle el mal de altura con un simple soplo. Este Jefe....

    Muy bueno el relato (y original)

    ResponderEliminar
  16. Me lo pediría de ángel de la guarda, pero el que tengo funciona ¡tan bien¡

    ¡Qué tierno, el ángel¡ y ¡qué inmisericorde -como otras muchas veces- me resulta su jefe¡ ¡Si es que estos jefes son todos iguales¡

    Un magnífico texto: delicado y muy divertido. Besos.

    ResponderEliminar
  17. ¿Pobrecito! ¡sufría de vértigo!... me encantó. bsss.

    ResponderEliminar
  18. Pobrecitoooo, y es que es verdad, ser un ángel con vétigo tiene que ser angustioso.

    A vr si se lo solucionan pronto... que se le ve buena gente :)

    Un besazooo

    ResponderEliminar
  19. Que triste...

    Un beso. Marea@

    ResponderEliminar
  20. ¡Me encantan las imágenes vintage que has puesto por el blog!

    Que tengas buena semana :)

    ResponderEliminar
  21. Los vértigos son muy j.....

    Qué bueno !

    un beso grande

    ResponderEliminar
  22. Que sufrimiento!
    estar en una parte alta, en donde, cualquier movimiento, en falso... terminas mal...

    Ojala ese "Jefe" tome consideración
    y logré hacer que este obrero, realice su trabajo, en buenas condiciones...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  23. Vaya desastre de selección de personal en el Cielo.
    Desde que eliminaron el Limbo por decreto, nada es lo que era, ni los Angeles....

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Es maravilloosos este relato, vamos que nunca dejas de sorprenderme...mira que un angel con vertigo..pero bueno seguro que anadara por tierra muy pronto ese angel...un abrazo

    ResponderEliminar
  25. jajaja! un ángel con vértigo! es como un topo con claustrofobia! Tremendo!

    Unos cuantos besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Yo ya he hablado demasiado, ahora te toca a ti...

Entradas populares de este blog

Jugando con la Ñ (Trabalenguas Infantiles... o algo así)

Vania, la araña
¡Menuda maraña
la tela que trama
Vania la araña!
La pobre araña
hoy tiene migraña
no puede ni pensar
por eso enmaraña su tela de araña
y no la sabe desenmarañar.
¡Menuda maraña
la tela que trama
Vania la araña!
La araña, con saña,
deshace su tela
mientras se queja y se duele
de la migraña
que enmaraña su tela de araña.
¡Menuda maraña
la tela que trama

Micros

Composición
—¡Pum!
Sangre y sesos pintan la pared de rojo y gris.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Crac!
Un cuello se rompe.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Zas!
Un cuchillo atraviesa un corazón.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Agh!
El veneno hace efecto.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
—¡Perfecto! ¡Esto va genial! —dice el asesino mientras descarga una espada sobre un cuello desnudo.
—¡Zzzing!
Sangre goteando.
—¡Plaf!
Un cuerpo cae.
Cada sonido es registrado en la grabadora que lleva consigo.
Registrado y revisado, para luego ser unidos en una sarta ininterrumpida.
¡Pum! ¡Plaf! ¡Crac! ¡Plaf! ¡Zas! ¡Plaf! ¡Agh! ¡Plaf! ¡Zzzing! ¡Plaf!
—¡Maravilloso! ¡Lo estáis haciendo genial! ¡Todos! —murmura el asesino mientras continúa con su macabra tarea— ¡Mi Oda a la Muerte será una obra maestra!

Miedo
— Cricrí... Cricrí... Cricrí...
En la calurosa noche veraniega, sólo se oye el cantar del grillo.
—Cricrí... Cricrí... Cricrí...
Silencio durante un momento y de nuevo:
—Cricrí... Cricrí... Cricrí...
En la casa vacacional, los inquilinos mal duermen con las ve…

Trabalenguas (intento de...)

En un comentario a mi post Amanecer me preguntó Rose (El Patio de mi Casa) : "¿Qué tal se te dan los trabalenguas? ¿Por qué no nos deleitas con alguno?". Bueno, pues yo no tenía ni idea de cómo se me daba eso de los trabalenguas pero me pareció una idea divertida y a ello me puse. Lo que ha salido aquí está. Si se me da bien o mal... se verá... Yo me he divertido haciéndolos, espero que ustedes se diviertan leyéndolos :)



Erre que erre, el burrero arreaba al burro cazurro,Arre que arre , arreaba el arriero al burro.Y arreando, correteando, carreteando y burreandosubían al monte arriero, carreta y burro.



Trae el trasgo el trigo a través del trigal,y un troll traicionero le roba el cereal.El trasgo travieso trota tras el trolly trota que te trota, trepa que trepó,trata de atraparlo pero se escapó.Traía el trasgo el trigo a través del trigalpero el troll traicionero le robó el cereal.


Lula, la lechuza, ulula en el álamoy allá, en el llano, aulla el alano.Lula, la lechuza, aletea,…