Locura

Para mariapan, cuya serie de poemas "La noche de los locos" ha inspirado esta "locura".


Estos son los hijos de Locura.


Alienados, dementes, enajenados, maníacos, trastornados, delirantes.


Exaltados, frenéticos, ofuscados, excéntricos, disparatados, imprudentes.


Insensatos, chalados, chiflados, idos, lunáticos, majaretas.


Perturbados, irreflexivos, pirados, trastornados, grillados, orates.


Vesánicos, desequilibrados, tocados, rayados, guillados, locatis.


Atolondrados, desatinados, desquiciados.


Hacen las cosas a tontas y a locas.


Viven a lo loco.


Opinan que, cada uno es como es y que cada loco con su tema.


Antes que un mayo florido prefieren un febrerillo el loco.


Por supuesto, viven en una casa de locos.


Su flor favorita es la malva loca.


Duermen siestas a la sombra de los algarrobos locos.


Sus brújulas siempre andan con la aguja loca.


Beben leche de vaca loca.


Hacen queso de cabra loca.


Y persiguen por los bosques el sonido del pájaro loco.


Esperan con ansia la luna de los locos para danzar bajo su luz, para vivir su locura con plenitud, para permitir que su influjo los arrastre donde los cuerdos no se atreven a llegar.


Saben que de poetas y locos todos tenemos un poco.


No les cabe la menor duda de que la locura no tiene cura; y si la tiene, poco le dura pero… ¿qué loco quiere curarse?


Constantemente se preguntan ¿Quién es más loco? ¿El loco o el que sigue al loco?


Los locos.


Enamorados de la vida.


Poetas del dolor.


Herejes e irreverentes.


Veraces charlatanes.


Sin dios ni religión.


Viajan a lomo de nubes.


Se alimentan de ilusión.


Tejedores de sueños.


Todo lo cuestionan.


Los locos.


Los hijos de Cordura (juiciosos, graves y sensatos) no quieren creerlo pero es cierto: cada uno lleva un loco dentro, o dormido o despierto.


Yo hace años que conozco al mío.


¿Alguien te ha presentado al tuyo?






Entradas populares de este blog

Negra Navidad

Entre dos nadas